El tema fue uno de los ejes centrales que analizaron el ministro de Economía y la cúpula empresarial de Camarco. También se analizó el impacto de la inflación, el cumplimiento del Presupuesto 2022 y el planteo del sector de retomar un proyecto para implementar el crédito hipotecario.

El ministro de Economía, Sergio Massa, confirmó ante los directivos de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) que en los próximos días el Gobierno nacional tomará una definición sobre el mecanismo que implementará para asegurar la disponibilidad divisas para las distintas ramas de la producción, de manera de sostener el nivel de actividad y el empleo.

El tema fue uno de los ejes centrales que analizaron el ministro y la cúpula empresarial de Camarco durante un almuerzo celebrado en la sede de la cámara, ubicada en el barrio porteño de San Telmo, donde Massa fue recibido por el presidente Gustavo Weiss, y los vicepresidenes León Zakalik, Fernando Porreta, Carlos Bacher y Carlos Galuccio, entre otros directivos.

Durante el encuentro también se analizó el impacto de la inflación en la actividad de la construcción, el cumplimiento del Presupuesto 2022 en lo que hace a garantizar los fondos para la obra pública y el planteo del sector de retomar en el Congreso un proyecto para implementar el crédito hipotecario que tome como base de actualización el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Los empresarios de la construcción aprovecharon el almuerzo para reafirmar su planteo respecto a que los dólares disponibles en la economía deben ser destinados a la importación de los insumos que requiere la industria.

«La postura de la Cámara es que los dólares hay que privilegiarlos para la industria, para que no se pare la actividad y el empleo, y lo que es gasto de consumo en general deberían tener eventualmente otro dólar que no compita con la necesidad de los sectores productivos», dijo Weiss en diálogo con la prensa al término de la reunión.

El empresario aseguró que Massa les transmitió que «ese tema formaría parte de las medidas que se están analizando dentro de la operatoria de comercio exterior».

Weiss también remarcó que -a su criterio- el ministro está convencido de que «los pocos dólares que hay los tenemos que garantizar hacia insumos industriales».

Los directivos le explicaron al ministro que el problema para la actividad lo encuentran tanto en la administración del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) como en el acceso a divisas porque «la construcción tiene insumos directamente importados para la ejecución de las obras y otros que son los que necesitan los proveedores para entregar los productos que fabrican».

«En los próximos días va a haber una claridad conceptual en el tema y aquellas SIMI’s que se aprueben van a tener asegurado el giro de divisas y se va a simplificar la operatoria», dijo Weiss al citar expresiones de Massa vertidas durante el almuerzo.

Divisas, presupuesto, crédito hipotecario

El pedido de la Camarco sobre la necesidad de que las divisas se destinen a la industria es similar al que el ministro de Economía recibió con anterioridad en otras reuniones que mantuvo con distintas entidades empresariales como la Unión Industrial Argentina (UIA) o la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), a la que se sumaron varias entidades pymes.

La semana pasada, al finalizar una reunión que mantuvo con CAME en Lomas de Zamora, Massa dijo que el Gobierno va a impulsar que el sistema de importaciones sea «simple y transparente» para los bienes intermedios que requieran las empresas para sostener e incrementar su actividad, y subrayó que «la prioridad» es que «cada dólar disponible vaya a la producción».

Con anterioridad, cuando visitó la sede de la UIA, uno de los temas tratados fue la manera de preservar las reservas del Banco Central y priorizar al sector productivo el acceso a las mismas, así como la posibilidad de restringir la operatoria del «dólar turista» ante un incremento de la demanda que se anticipa se dará de cara al Mundial de Qatar y de la temporada de verano.

Otro de los temas analizados hoy que preocupan al sector de la construcción fue «el cumplimiento de las metas del Presupuesto para este año destinado a obra pública» reseñó Weiss.

«El ministro comentó que todos los ministerios tienen su presupuesto asignado y aprobado y nos garantiza que va a estar el dinero para pagar los compromisos como corresponde para todas las obras que se ejecuten», dijo el empresario al señalar que en la actualidad hay «un atraso no significativo respecto a la fecha de factura de 30 días».

Según la cartera de Obras Públicas, en la actualidad hay alrededor de 5.000 obras en marcha en todo el país con lo cual se debería alcanzar la participación en el Prespuesto 2022 del 1,6% del Producto Bruto Interno, un porcentaje similar al que se espera para la ejecución presupuestaria 2023 que se encuentran bajo el análisis del Congreso.

Weiss agregó que en el proyecto si se toman algunos rubros adicionales la inversión en obra pública podría ser equivalente al 1,9% del PBI el año próximo.

«También le pedimos ayuda -agregó- en otro tema vinculado al Congreso, en particular en lo que hace al blanqueo para obras en construcción que el proyecto de presupuesto plantea que se pueda extender a inmuebles usados y necesitamos hacer la aclaración de que sean usados o nuevos terminados, para no limitar esa posibilidad de inversión».

Los constructores también pidieron impulsar en el Parlamento «la ley de crédito hipotecario con Coeficiente de Variación Salarial, presentado en 2020 y que perdió estado parlamentario».

«Para que funcione un esquema de crédito hipotecario de este tipo sabemos que los niveles de inflación tienen que ser menores. El ministro nos dijo que aspira a que mediados del año que viene la inflación baje sustancialmente», dijo Weiss sobre un tema de particular preocupación para el sector.

«Hoy el sector tiene un problema central y grave que es la inflación, porque todos los contratos de obra publica con sistema de redeterminación de precios mediante una fórmula para mantener los contratos a valores constantes pero que no funciona con estas inflaciones», subrayó el empresario.