Así lo escribió el Presidente en su cuenta de Twitter, en un mensaje en donde también llamó a combatir el «racismo, la discriminación y la intolerancia». «Conmemoramos hoy la Diversidad Cultural, que es un hecho, un derecho y un motivo de orgullo para nuestra tierra», publicó el mandatario.

El presidente Alberto Fernández llamó este miércoles a combatir el «racismo, la discriminación y la intolerancia», con motivo del Día del Respeto a la Diversidad Cultural que se celebra cada 12 de octubre, y apuntó contra «alguna provincia» donde la Justicia «ha quedado sometida al poder político», con el fin de «estigmatizar personas» y «eliminar» del escenario político a los opositores.

«Conmemoramos hoy la Diversidad Cultural, que es un hecho, un derecho y un motivo de orgullo para nuestra tierra. El racismo, la discriminación y la intolerancia siguen presentes en todas las sociedades y vamos a seguir combatiéndolos», escribió Fernández en su cuenta de Twitter.

El mandatario señaló que esta fecha consiste en «una oportunidad para reflexionar sobre la injusta historia que sufrieron y sufren los pueblos originarios en Argentina«, y también para «promover el diálogo entre todos y todas y para asegurar la plena vigencia de la Constitución Nacional».

En ese sentido, recordó el artículo 75 inciso 17 de la Carta Magna, que reconoce «la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos».

Y citó: «Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano (…). Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten».

«La convivencia entre culturas y la cooperación creativa debe guiarnos en Argentina, América Latina y el mundo», indicó el Presidente.

Además, destacó: «Cumplir con nuestra Constitución es también no sumarse a campañas que pretenden estigmatizar a personas o poblaciones por su cultura, pensamiento político u origen. En un Estado de derecho deben respetarse las normas constitucionales que también reclaman la independencia de poderes».

En esa línea, señaló que «lamentablemente alguna provincia de nuestra patria muestra ejemplos donde la Justicia ha quedado sometida al poder político», y en algunas áreas del país el Poder Judicial «ha servido para estigmatizar personas, privarlas de su libertad desatendiendo las normas del debido proceso y eliminar del escenario político a opositores».

«Para respetar cabalmente nuestra Constitución, continuaremos construyendo una Argentina justa, igualitaria, intercultural y en la que los derechos humanos sean respetados», completó Fernández.