Para el expresidente «es necesario invertir la lógica de pocas personas ganando mucho y muchas ganando poco» y enfatizó que «los más ricos deberán adecuarse a un nuevo esquema tributario».

El expresidente de Brasil y candidato Luiz Inácio Lula da SIlva afirmó que, si es electo, elevará el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias para los que menos ganan, y enfatizó que los más ricos deberán adecuarse a un nuevo esquema tributario.

Lula ratificó la noche del miércoles por primera vez durante un discurso en Salvador, Bahía, la propuesta de elevar el mínimo no imponible de los actuales 1.900 reales (unos 380 dólares) a 5.000 reales (unos 1.000 dólares).

«Hay que hacer una política tributaria progresiva, que quien gane más pague. Por eso es que estamos proponiendo que no se pague impuesto a las ganancias a quienes ganen hasta 5.000 reales»

«Hay que hacer una política tributaria progresiva, que quien gane más pague. Por eso es que estamos proponiendo que no se pague impuesto a las ganancias a quienes ganen hasta 5.000 reales», dijo Lula, para quien «no es posible ni es normal» que quien gane 6.000 reales, unos 1.200 dólares, sea considerado rico.

Según el candidato opositor, «es necesario invertir la lógica de pocas personas ganando mucho y muchas ganando poco».

«El 68% de la recaudación del impuesto a las ganancias viene de esta gente que gana poco. El que tiene lucros y dividendos (corporativos y financieros) no paga. Los ricos pagan un seguro médico privado y después lo descuentan de ganancias, entonces quienes pagan eso son los pobres que no tienen un plan de salud. Vamos a cambiar esta historia», dijo el expresidente.

Líder en las encuestas, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) lleva adelante una propuesta de actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias que no se modifica desde 2016, cuando fue destituida la presidenta Dilma Rousseff para el ingreso del vicepresidente Michel Temer, que impuso una política de flexibilización laboral y cese de las paritarias y reajustes de salarios, algo que continuó el presidente Jair Bolsonaro desde 2019.

Bolsonaro había hecho la misma promesa en la campaña de 2018.

Actualmente, el que gana más de 380 dólares paga el 7,5% de impuestos y el que gana más de 750 dólares debe pagar 27,5% por mes.

Actualmente, el que gana más de 380 dólares paga el 7,5% de impuestos y el que gana más de 750 dólares debe pagar 27,5% por mes

Lula ha dedicado esta semana a un diálogo con los sectores más pobres del país, con su visita al municipio suburbano de Río de Janeiro Belford Roxo y al Complejo de Favelas do Alemao.

Además, viajó a Salvador, Bahía, donde participó de la mayor manifestación que se ha realizado en esta campaña a su favor, en el marco también de la segunda vuelta para gobernador en ese estado, entre Jerónimo Rodrigues, del PT, y Antonio Carlos Magalhaes Neto, del derechista Unión Brasil.

«Hay niños que se despiertan sin saber si van a comer. Yo a los 76 años estoy más consciente de que nadie quiere ser pobre, nadie elige ser pobre; no es una opción. Tiene sentido volver a la presidencia para cambiar esa ecuación de muchos ganando poco y y pocos ganando mucho», aseguró.