Las fuerzas israelíes realizaron una operación armada en la ciudad de Yenín que dejó una víctima fatal y seis heridos. Denuncian que utilizaron munición real en las redadas.

Un palestino murió y otros seis resultaron gravemente heridos este viernes a manos del ejército israelí durante una operación armada en la ciudad de Yenín, en Cisjordania ocupada, anunció el Ministerio palestino de Salud.

Tras informar inicialmente de «dos mártires» que llegaron sin vida al hospital gubernamental de Yenín, el ministerio rectificó el balance e indicó que en los ataques con munición real una persona murió y seis resultaron heridas, entre ellas una de gravedad por un disparo en la cabeza.

Contactado por la agencia AFP, el ejército israelí no hizo comentarios de inmediato sobre las muertes.

Las fuerzas israelíes utilizaron munición real en las redadas contra palestinos en el campo de Yenín, afirmó por su parte la agencia de prensa oficial palestina Wafa.

Decenas de palestinos murieron en los últimos meses en «operaciones militares» -así las denomina el gobierno de Tel Aviv- israelíes en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967.

El sábado último dos adolescentes palestinos murieron durante un ataque en Yenín, mientras que el lunes un niño de 12 años sucumbió a las heridas sufridas en una operación militar el mes pasado, según el balance del Ministerio palestino de Salud.

La ampliación de las operaciones militares en Yenín y otras partes de Cisjordania son una respuesta a ataques mortíferos contra israelíes a principios de año, según el gobierno de Israel.

Actualmente, las fuerzas israelíes buscan a los atacantes que mataron a dos soldados en incidentes separados la semana pasada.