Este martes, arribó la directora de Personas Adultas y Mayores, Adriana Capuano, quien describió que existe una Red Mayor, conformada con referentes de cada provincia, donde se trabajan programas, proyectos y líneas de acción destinadas a mejorar la calidad de vida de este grupo etario. Estuvieron en Tilisarao donde se brindó una capacitación y se compartió una actividad lúdica. Luego, esta mañana visitaron una residencia y participaron de un conversatorio en el que fueron recibidas por la ministra de Salud, doctora Rosa Dávila.

Sandra de la Vega, coordinadora del Servicio de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, contó que este martes junto al equipo de Nación conformado por la doctora Adriana Capuano y las licenciadas Marianela Rebequi y Ana Clara Prizze visitaron la localidad de Tilisarao, acompañadas de la jefa del Programa Medicina del Interior, Fedra Santagata y el equipo de Adultos Mayores, del Subprograma Prevención y Promoción de la Salud, a cargo de Mariana Nolte.

“Se realizó una capacitación al equipo de abordaje de enfermedades no transmisibles y de adultos mayores del Hospital de Tilisarao donde hubo un intercambio de experiencias, y Nación bajó los lineamientos a trabajar, fortaleciendo sobre todo a los equipos interdisciplinarios del primer nivel de atención”, contó la doctora De la Vega, quien añadió que luego culminaron el recorrido compartiendo una actividad lúdica que estuvo destinada a los adultos mayores.

La mañana del miércoles comenzó con otra visita, pero esta vez a una residencia de la ciudad capital, donde se sumó el Subprograma Fiscalización Sanitaria, a cargo de Fernando Medina Salonia. Posteriormente fueron recibidas por la ministra de Salud y a las 13:00 tuvo lugar un conversatorio en el Hospital del Sur, perteneciente a APS Pueyrredón, allí se relataron experiencias en el abordaje con respecto a este grupo etario en la pandemia y pospandemia.

Adriana Capuano, directora de Personas Adultas y Mayores, describió que estas visitas “son salidas habituales que se hacen desde esta Dirección conformada en 2020, antes de eso no existía un área específica, justo ese año se desató la pandemia que impactó de lleno en las personas mayores, entonces inmediatamente priorizamos la posibilidad de constituir una Red Mayor con los referentes de las áreas de cada provincia, aquí se trabajan programas, proyectos y líneas de acción destinadas a mejorar la calidad de vida de este grupo, sobre todo con una perspectiva de la garantía del derecho humano que las asiste, según la Convención Interamericana, como marco de una enorme oportunidad tomamos la declaración de la Década del Envejecimiento Saludable, así que trabajamos juntos en consonancia”.

La idea desde esta dirección es brindar asesoramiento y recomendaciones para la elaboración de políticas públicas basadas en los principios de los derechos humanos, el paradigma del curso de la vida, y la perspectiva de género y diversidad.

La médica destacó que se apunta a la erradicación del viejismo, la discriminación que se produce hacia la persona mayor simplemente por su edad avanzada, y adaptar los sistemas de salud para hacer un abordaje integral y adecuado, teniendo en cuenta que la expectativa de vida es cada vez mayor, trabajar en prevención y promoción, “pero fundamentalmente evitar la dependencia, es decir que esos años de vida ganados gracias a la ciencia y la intervención sobre cuestiones que tienen que ver con todo el entorno donde vive una persona mayor, tenemos que propender que sean saludables y libres de discapacidad, por ello los integrantes de los equipos de salud tienen que tener las competencias adecuadas, conocer, capacitarse, y todo lo referido a los cuidadores y familias”, detalló.

Otro de los ejes tiene que ver con garantizar acciones de cuidado a largo plazo, allí se trabaja en un marco regulatorio nacional acerca del funcionamiento en residencias de personas mayores donde es indispensable garantizar los derechos humanos de los que viven allí y un último eje tiene que ver con el desarrollo de lo que se denominan entornos saludables, ciudades amigables, aquí se deben tener en cuenta los intereses, necesidades y expectativas de los mayores que habitan un determinado lugar.