El responsable prorruso Kirill Stremousov dijo que cuatro personas murieron durante la explosión del puente Antonivskiy, pero una vocera militar ucraniana, Nataliya Gumenyuk, lo negó.

Las autoridades prorrusas de la provincia de Jerson, en el sur de Ucrania, afirmaron que las fuerzas ucranianas mataron a cuatro personas al bombardear un puente utilizado para la evacuación de miles de civiles iniciada esta semana, lo que fue rechazado por Kiev.

«Cuatro personas murieron» durante el ataque contra el puente Antonivskiy sobre el río Dnipro, afirmó el responsable prorruso Kirill Stremousov en Telegram.

«La ciudad de Jerson, como una fortaleza, se está preparando para su defensa», agregó en referencia al avance de la contraofensiva de Ucrania.

Una vocera militar ucraniana, Nataliya Gumenyuk, rechazó que las fuerzas de su país hayan matado a cuatro civiles, en declaraciones a la televisión.

«No atacamos infraestructura crítica. No atacamos localidades pacíficas o población local», dijo,citada por la agencia de noticias AFP

Las fuerzas prorrusas instaron a los civiles a cruzar a la margen izquierda del río Dnipro ante el avance de la contraofensiva de Ucrania, que calificó la operación de «deportación» de sus ciudadanos.

La administración prorrusa de Jerson, una de las cuatro provincias anexadas por el Kremlin, afirmó que las fuerzas ucranianas dispararon «12 cohetes Himars contra el paso de civiles cerca del puente Antonivsky».

La televisión estatal rusa difundió imágenes de un vehículo dañado y de tráfico esperando para cruzar el río.

El jueves, Stremousov dijo que unas 15.000 personas cruzaron el río en evacuaciones organizadas por las fuerzas apoyadas por Rusia.

El responsable insistió en que Rusia no entregará Jerson, la primera gran ciudad ucraniana en caer, en marzo, ante la ofensiva rusa iniciada en febrero.

«Resistirá hasta el último (hombre). Créanme, nadie está pensando entregar la ciudad», afirmó.