En un comunicado, que fue rechazado por Kiev, la administración comunicó que aquellos que permanezcan en la ciudad tienen la «posibilidad de ingresar en los destacamentos de defensa territorial».

Las autoridades de la ciudad de Jerson dispusieron la formación de unidades de defensa territorial en las que pueden ingresar los hombres que quedan en la ciudad, comunicó este lunes la oficina de prensa de la administración local de este territorio perteneciente a Ucrania pero anexado recientemente por Rusia, una decisión que es rechazada por el Gobierno de Kiev y las potencias de Occidente.

«Para los hombres que han decidido permanecer en Jerson pese al creciente peligro relacionado con la actuación de los nacionalistas ucranianos se les ofrece la posibilidad de ingresar en los destacamentos de defensa territorial», resalta el comunicado, recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik.

La administración subrayó que los organismos judiciales siguen garantizando la seguridad en la ciudad y recordó que sus habitantes pueden evacuarse en cualquier momento a la orilla izquierda del río Dniepr en lanchas que van a las ciudades de Alioshki y Golaya Pristan.

El objetivo es robustecer la milicia. /Foto: AFP

El Consejo de la Federación (Senado) de Rusia ratificó por unanimidad el decreto del presidente ruso, Vladimir Putin, sobre la imposición de la ley marcial en las autodenominadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y las provincias de Jerson y Zaporizhzhia, que entró en vigencia el jueves último.

Del 23 al 27 de septiembre, Donetsk, Lugansk, Jerson y Zaporiyia celebraron referendos para adherirse a Rusia, en los que el Sí ganó por mayoría abrumadora, pero las consultas ciudadanas son rechazadas por Ucrania y las potencias occidentales, que alegan que no tuvieron un control electoral confiable.

El 30 de septiembre, Putin firmó los acuerdos de incorporación de estos territorios a Rusia.