Luego de hacerlo en Sol Puntano, integrantes de la Mesa Vitivinícola Provincial visitaron nuevos establecimientos para realizar muestras de las tierras productivas, bajo la técnica de “Calicata”.

La Bodega Corral de Palos, ubicada a 35 km de la ciudad capital, fue una de las elegidas para llevar adelante este martes el proceso de extracción de los distintos recursos naturales. “También estuvimos en Viñas Puntanas y en dos viñedos de Estancia Grande que, junto con Sol Puntano, hacen un total de cinco extracciones en los distintos cultivos. Es la metodología que hemos adoptado para la conformación del Mapa de Aptitud Vitivinícola”, precisó Alfredo Cartellone, presidente de la Asociación Vitivinícola Provincial.

Quien está a cargo de la toma de muestras es Gisela Borgatello, licenciada en Ciencias Geológicas e integrante del grupo de estudios ambientales GEA, del Instituto de Matemática Aplicada, dependiente del CONICET y la Universidad Nacional de San Luis. “Mi parte como geóloga es abrir un espacio en el suelo, de entre 1.70 y 2 metros de profundidad. Trabajamos sobre un perfil normalmente cara Sur, que es donde le da el sol y lo más pegado hacia el desarrollo radicular de las plantas. Limpiamos el perfil, determinamos los distintos estratos y luego tomamos muestras y las llevamos al laboratorio, donde determinamos textura por vía húmeda y vía seca”, explicó la profesional.

Sobre las muestras que se han tomado en los diferentes viñedos, explicó: “Hasta ahora hemos realizado cinco calicatas distribuídas en distintos puntos de la provincia, que muestran una gran diversidad en el desarrollo de los suelos y del suelo original”. Además, adelantó que está listo para entregar el informe de la calicata realizada en Sol Puntano y que éstas últimas muestras estarán aproximadamente en 10 días.

En este sentido, Cartellone comentó que, luego del proceso de análisis, el objetivo es realizar una jornada o encuentro del sector para exponer los resultados, que según el presidente de la Asociación Vitivinícola Provincial, “son muy promisorios”.

Vinos de calidad en “Corral de Palos”

Matías Moreno, dueño de la bodega puntana, destacó el trabajo conjunto entre los distintos actores y se refirió alo que avizora como objetivo a mediano plazo. “Lo importante es posicionar a la provincia de San Luis y demostrar que realmente se pueden hacer vinos de calidad. Establecer pautas para que la provincia y todos los bodegueros puntanos podamos ofrecer nuestro productos a nivel nacional y con un producto de calidad que es lo que estamos elaborando hoy en día”.

“Tenemos altísima calidad enológica en los productos”

Lo aseguró el sommelier de “Corral de Palos”, Sergio Tognelli, quien argumentó: “Estamos haciendo esto para mostrar que las características climáticas, ambientales, la determinación de los suelos y agua son muy interesantes para la producción de vino. Eso lo podemos confirmar cuando probamos el vino. Entonces, estamos chequeando que tenemos altísima calidad enológica en los productos. Si sumamos estos factores más uno que es fundamental, que es la disponibilidad de agua, nos hace ser este destino tan atractivo para justamente crecer en la producción vitivinícola en la Argentina”.

Del encuentro también participaron Santiago Calzetti, responsable de la Oficina de Vinculación Tecnológica del CONICET San Luis, quien estuvo acompañado por Darío Rickert; Ariel Silvestre, ingeniero agrónomo de la bodega y el técnico Enólogo, Luciano González.

Cabe recordar que San Luis cuenta con una Mesa Vitivinícola Provincial que está integrada por miembros de la Asociación Vitivinícola, y organismos como INTI, INTA, Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias de la UNSL, CONICET y SENASA.