Olaf Scholz dijo que lo que está en marcha es un nuevo Plan Marshall en el siglo XXI para la reconstrucción del país invadido por Rusia. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidió apoyo a la comunidad internacional.

La reconstrucción de Ucrania es una «tarea generacional» que debe comenzar de inmediato, afirmó este martes el jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz, durante una conferencia internacional, mientras el presidente germano, Frank-Walter Steinmeier, llegó a Kiev en una visita sorpresa, la primera que realiza desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero pasado.

«Lo que está en juego es nada menos que la creación de un nuevo Plan Marshall para el siglo XXI, una tarea generacional que debe comenzar ahora», dijo Scholz al inaugurar una conferencia internacional en Berlín sobre la reconstrucción de Ucrania.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también asistió a la conferencia, que congregó a responsables políticos y expertos, y consideró «desconcertante» el alcance de la destrucción, reseñó la agencia de noticias AFP.

«Tenemos que tomar una decisión sobre la ayuda para cubrir el déficit presupuestario del próximo año para Ucrania. Es una suma muy importante de 38.000 millones de dólaresVolodimir Zelenski

«El Banco Mundial calcula que el costo de los daños será de 350.000 millones de euros (345.000 millones de dólares), y esto es más de lo que un país o una unión puede aportar por sí solo. Necesitamos a todo el mundo», dijo.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que intervino por video, pidió apoyo a la comunidad internacional para que el país pueda cubrir el déficit presupuestario previsto para el próximo año.

«En esta conferencia tenemos que tomar una decisión sobre la ayuda para cubrir el déficit presupuestario del próximo año para Ucrania», dijo. «Es una suma muy importante de 38.000 millones de dólares (…), son los sueldos de los profesores, de los médicos, son prestaciones sociales, pensiones», añadió.

Ursula von der Leyen asistió a la conferencia. Foto: Archivo AFP.

En tanto, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, llegó a Kiev en una visita sorpresa, la primera que realiza desde el inicio de la invasión rusa.

Steinmeier, que llegó a la capital ucraniana en tren por la mañana, tiene previsto reunirse con el presidente Zelenski a lo largo del día.

«Mi mensaje a los ucranianos es que no solo estamos de su lado. Seguiremos apoyando a Ucrania, económica, política y también militarmente», señaló Steinmeier tras su llegada.

«No nos olvidemos de cuánto sufrimiento, cuánta destrucción hay. La gente de Ucrania nos necesita», dijo dirigiéndose al pueblo alemán.

Presidente ucraniano, Volodimir Zelenski. Foto: Archivo AFP.

«Para mí era importante, especialmente ahora, en esta fase en la que estamos viendo ataques aéreos con drones, misiles de crucero y cohetes, enviar un mensaje de solidaridad a los ucranianos», agregó el mandatario germano, de acuerdo con un reporte de la agencia de noticias alemana DPA.

Esta es la primera visita de Steinmeier desde la invasión rusa del 24 de febrero, pero su tercer intento de viajar a Kiev. La semana pasada, aplazó con poca antelación un viaje planeado por motivos de seguridad.

El presidente alemán también tenía previsto visitar Kiev con sus homólogos de Lituania, Polonia, Letonia y Estonia a mediados de abril, pero se le recomendó que no acudiera, también con poca antelación.