«Es su opinión y todos los puntos de vista son válidos». Eso responden desde Casa Rosada cuando son consultados sobre los dichos del diputado y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, que este lunes por la mañana dio varias definiciones sobre el presente y el futuro de la coalición de gobierno y aseguró que «el peronismo no tiene candidatos», para las presidenciales del año que viene. «Alberto dijo que sí, Massa dijo que no y creo que Cristina tampoco va a ser», aclaró. El mandatario –después de anunciar el domingo desde la Quinta de Olivos la dimisión de un nuevo ministro del gabinete, Jorge Ferraresi– tuvo una jornada cargada de actividades y desde su entorno aseguraban que, pasadas las seis de la tarde, todavía no había visto el reportaje a Kirchner. Más allá de eso, desde el círculo íntimo del Presidente destacaron que lo dicho por MK se dio «dentro de un marco lógico».

Por la mañana, mientras el hijo de la vicepresidenta decía que “para un oficialismo, que su presidente vaya a PASO con otros competidores es, por lo menos, extraño», Fernández estaba ultimando los detalles del discurso que dio en el CCK con motivo de la inauguración del 39 período de sesiones de la CEPAL. Más tarde estuvo con inversionistas chinos en Casa Rosada y de allí partió a Mar del Plata donde inauguró los juegos Evita. Cerca de Fernández destacaron que Kirchner habló en un tono tranquilo y les pareció bien que haya valorado distintas políticas del gobierno, como por ejemplo aquellas vinculadas al manejo de la pandemia.

En la entrevista que dio a El Destape y ante la pregunta acerca de si para él todo lo que hizo el gobierno de Fernández en materia económica era negativo, Kirchner respondió que no. «Obviamente que hay buenos datos. El gobierno arrancó tratando de dar un empujón en la recuperación del poder adquisitivo que se había perdido durante el macrismo. Las provincias están teniendo obras… Económicamente podríamos estar un poco mejor, pero la situación global es mala. ¿Podríamos estar mejor? Es cierto. ¿Es mala la situación exterior? También. Creo que estamos por debajo de nuestras posibilidades», dijo.

En este sentido, rescató la labor del ministro de Economía, Sergio Massa, “a pesar de las diferencias” que se pueden tener respecto de sus políticas. “Massa está administrando consecuencias –evaluó–. Tiene conocimientos largamente superiores (a los que tenía el exministro Martín Guzmán) de lo que es el Estado argentino. Muchas veces tenemos miradas diferentes sobre la cuestión económica, pero lo que tenemos que tratar de hacer es poner en valor esa cantidad de miradas y sintetizarlas”, remarcó.

Más allá de los reconocimientos, Kirchner también hizo cuestionamientos al gobierno. Recordó que «en los albores del gobierno de Alberto Fernández, nosotros propusimos a Hernán Letcher como secretario de Comercio Interior porque venía trabajando el tema. Nos dijeron que no. Matías Kulfas lo rechazó. Eligió otro camino y los resultados existen. No es lo que hubiéramos querido porque afectan a todos los argentinos», puntualizó y dijo que con el control de precios «nos quedamos a mitad de camino«.

El líder de la Cámpora, por otro lado, se refirió a las PASO y a los posibles candidatos para las elecciones del año que viene. «Cristina ya ha hecho un gran esfuerzo y el desgaste es muy grande”. “Cedió en 2019 cuando naturalmente era candidata y tomó una decisión que a mi entender fue equivocada”, dijo. En esa línea, remarcó que para él las primarias deberían hacerse, pero consideró que sería bueno que haya menos tiempo entre esta elección y los comicios generales. “Entendemos que el plazo entre las PASO y las generales tiene que ser más corto”, dijo. Opinó que sería difícil «un oficialismo nacional compitiendo en las PASO», y recordó que Macri fue a PASO en 2015, pero no en 2019 cuando era gobierno.

Algunos dirigentes de espacios más identificados con CFK creen que Máximo realizó esas declaraciones sobre la negativa de su madre de ser candidata porque no quiere «que se relajen» aquellos que piensan que ella debería ser la elegida para competir el año que viene. Kirchner, se tomó varios minutos para cuestionar a la CGT por el lanzamiento de su nuevo espacio político denominado «movimiento nacional sindical peronista», que tiene el objetivo de imponer candidatos que representen al movimiento obrero en las listas en 2023. «Ya hay nueve o diez diputados de origen sindical. No sé por qué la CGT dice que no tiene diputados«, señaló como crítica a los discursos que se hicieron durante el acto del 17 de octubre en Obras Sanitarias, en los que cuestionaron a La Cámpora.

Sobre la provincia de Buenos Aires y el futuro del peronismo, Máximo Kirchner habló de Axel Kicillof. «Axel, supongo que irá a Provincia, sí». De ese modo reafirmó lo que habrían conversado en la cumbre que la semana pasada se hizo en la ciudad de La Plata, de la que participaron ambos dirigentes e intendentes del conurbano. El líder de La Cámpora también dedicó unas palabras al ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro. Lo ubicó como posible candidato a Presidente. «Se trabaja muy bien con él, es un buen militante, un buen compañero, laburante, camina. Tener 45, 50 años, para ser Presidente es una buena edad», dijo. Por último, agregó: «También hay gobernadores muy capaces dentro del peronismo», aunque no quiso dar nombres. Sobre la oposición consideró que el candidato a Presidente será Horacio Rodríguez Larreta.