Once personas, entre ellos dos policías, murieron anoche en una avalancha humana durante un concierto en el mayor estadio de la capital de República Democrática del Congo, según el último balance realizado por el Gobierno.

«Los daños humanos se calculan en 11 personas fallecidas incluidos dos policías», confirmó el ministro del Interior, Daniel Aselo Okito, que visitó el lugar.

El funcionario expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y lamentó que «pérdidas materiales y humanas» se registren frecuentemente durante concentraciones en este estadio de 80.000 plazas.

Según informó el sitio de noticias Actualidad.cd, para Daniel Aselo Okito había demasiada gente en el estadio. El organizador «ha ido más allá del 100%» de su capacidad y «debe ser castigado», dijo.

«Fue una avalancha humana» lo que causó las muertes por «asfixia», indicó a ACP un policía que estaba presente en el lugar. El estadio, con una capacidad para 80.000 personas, estaba totalmente lleno. Los asistentes al concierto llenaban incluso «los corredores» del recinto, según un testigo.

Según la agencia congoleña, la policía estableció tres cordones para impedir que se accediera al campo, a la tribuna VIP y al propio podio, pero «bajo la presión de la muchedumbre, los policías no pudieron aguantar mucho tiempo».