Este lunes, beneficiarios de Inclusión realizaron la cosecha de ajos en las huertas del Ministerio de Desarrollo Social. Recolectaron más de 400 kilos, los cuales son producciones orgánicas, sin ningún tipo de fertilizantes químicos.

“Ha sido una cosecha muy buena. Hemos recolectado ejemplares bastante grandes y son esos los que se guardan como semillas para la próxima temporada”, comentó Juan Campos, jefe del Subprograma Huertas.

En las huertas del predio del Ministerio trabajan diariamente 80 beneficiarios de Inclusión Social. Walter Peñarada, uno de ellos, comentó: “Estamos finalizando la cosecha de la temporada otoño-invierno y hemos logrado una producción de lechuga, una buena cosecha de cebolla, además de zanahorias y remolachas. Ahora estamos en plena siembra y trasplante de lo que es la temporada primavera-verano: tomate, berenjenas, zapallos, maíz y demás especies”.

El proceso que seguirá esta cosecha es de secado de bulbos, retiro de las hojas y raíces. Después en un período de tres semanas, se ejecuta la clasificación para consumo, semillas, entre otros. “Los ejemplares más pequeños son utilizados para realizar el macerado, es decir, los biopreparados que realizan en las huertas para controlar algunas plagas de los cultivos”, indicó Peñarada.