Son bajo la última modalidad de inscripción, que es online, en la página de la Secretaría de las Juventudes (https://juventudes.sanluis.gov.ar/). Representantes del sector privado y las y los flamantes beneficiarios destacaron esta política del Estado provincial que promueve oportunidades de empleos para las juventudes.

Camila Eguia, de 20 años, es una de las jóvenes que asistió este lunes con su capacitadora a la rúbrica de los acuerdos en el salón de la Puntanidad. Se suma a trabajar en una tienda de ropa ubicada en el barrio Cerro de la Cruz. “Me voy a dedicar a la atención al público. Vivo a la vuelta del local, antes era clienta. Mi sobrina estuvo trabajando allí, también con el Programa Empezar, pero se terminó el convenio. Y ahora me anoté para continuar en su puesto”, explicó Camila. “Me gusta la tarea que voy a hacer. Si bien no es mi primera experiencia, porque estuve dos meses en una tienda de lencería del centro, se que voy a aprender mucho”, afirmó la joven, que comenzará el año próximo el Profesorado en Educación Física, por lo que este trabajo le ayudará para sus gastos.

“Me parece muy bien lo que propone este programa, que los chicos se capaciten y sumen experiencia, que es lo primero que les piden cuando van a buscar trabajo”, opinó Rosa Lucero, la encargada de capacitar a Camila.

También se acercaron Lautaro Pedernera, de 18 años, y su capacitador, Jesús Alejandro Baigorria. Ellos son vecinos del barrio Estrella del Sur. El comercio en el que Lautaro va a prestar servicio es un mercadito, donde atenderá clientes de lunes a viernes, de 18:00 a 22:00.  “Me parece muy bueno que los chicos se capaciten, que aprendan a ser responsables, a cumplir el horario. Es una gran ayuda para ellos y para nosotros también”, aseguró Jesús. Incorporará en su negocio a Lautaro y una joven más. Actualmente hay otra beneficiaria cuyo convenio culmina a fin de año.

Tras agradecer su presencia a las autoridades, a los representantes de la Confederación Argentina de Mediana Empresa (CAME), de la CAME Joven y al público, el secretario de las Juventudes, Emiliano Blanco, destacó que este programa se haya convertido en Ley, lo que significa que es una política que busca garantizar un derecho a largo plazo, que es el acceso al trabajo.

Y mencionó que tiene tres condimentos esenciales: responde a una necesidad de empleabilidad de las juventudes; tiene una gran cuota de solidaridad, ya que el sector privado abre las puertas a las juventudes para que hagan sus primeros pasos en el mundo laboral; y promueve la inclusión, ya que cualquier joven que viva en la provincia, que tenga entre 16 y 24 años, y que cumpla con los requisitos, tiene derecho a acceder.

El secretario aportó un dato que habla del interés que despierta. Desde que se abrió la última modalidad de inscripción online, el pasado 12 de octubre, se recepcionaron más de mil inscripciones de postulantes. A medida que se haga el análisis de los casos y se confirme que la documentación de las partes es correcta, continuará la firma de convenios.

El responsable del Subprograma Comercio y Economías Regionales del Ministerio de Producción, Mauricio Blanco, destacó que es una de las políticas inclusivas directas del Gobierno provincial. Les agradeció a las y los capacitadores y los invitó a que hablen con sus colegas para seguir sumando a jóvenes. “Estamos muy contentos por los chicos y por los capacitadores, la expectativa es alta. Los chicos tienen muchas ganas de que los comerciantes se abran y de empezar a formar carácter, y un currículum. Es muy lindo ver que tantos comerciantes que ya tuvieron su primera experiencia hoy vuelven para firmar nuevos convenios. Los resultados son buenísimos”, consideró Mauricio Blanco.