Racing Club, obligado a conseguir un triunfo para recuperarse tras haber perdido el título local en la última fecha ante River Plate, se enfrentará con Tigre por el desempate que otorga un boleto a la final del Trofeo de Campeones donde espera Boca Juniors.

El partido se jugará desde las 15 en el estadio Tomás Adolfo Ducó, contará con el arbitraje de Darío Herrera, y la transmisión estará a cargo de la señal de cable ESPN Premium.

Los de Avellaneda y los de Victoria tienen la posibilidad de pelear por una nueva estrella, tras haber terminado ambos en el segundo lugar de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) y de la Copa de la Liga -ambas durante 2022-, respectivamente.

El conjunto de Gago tiene mayor obligación que los dirigidos por el entrenador Diego Martínez de conseguir el pase a la final, por haber desperdiciado la chance de coronarse campeón de la LPF luego de la derrota por 2-1 como local ante River en la última jornada.

Racing podría haber logrado el título si hubiese conseguido un triunfo ante los de Núñez, resultado que finalmente no logró debido a que Jonathan Galván erró un penal a los 44 minutos de la segunda etapa cuando el encuentro estaba empatado en un gol y Boca, que terminó como vencedor del certamen, ya había igualado 2-2 frente a Independiente.

Además, la relación del equipo con parte de la parcialidad no está pasando por el mejor momento, ya que en el retorno a los entrenamientos de la semana pasada, tanto el plantel como el cuerpo técnico fueron recibidos con pasacalles en su contra por la caída en el clásico ante River.

El técnico Gago tiene casi definido el equipo titular para enfrentar a Tigre, aunque continúa analizando nombres para dos lugares en el campo de juego. En el lateral derecho de la defensa tiene que definir si mantendrá a Iván Pillud o si pondrá a Facundo Mura, quien perdió terreno en los últimos compromisos.

Mientras que en la zona del mediocampo tendrá que tomar la decisión de mantener a Carlos Alcaraz o darle la chance a Jonathan Gómez, para tener mayor verticalidad en ataque.

Tigre, por su parte, terminó en el séptimo lugar de la tabla en el pasado torneo y en la última fecha perdió por 4-1 como local ante Arsenal de Sarandí. El técnico Diego Martínez podría armar un dibujo táctico 4-4-2 y no el 4-2-3-1 con el que venía jugando su equipo los últimos partidos del torneo.

Martínez, además, tiene una duda en la zona del mediocampo: mantener a Alexis Castro o darle la titularidad a Blas Armoa, mientras que la dupla central estaría conformada por Víctor Cabrera y Abel Luciatti, en tanto que para recuperar y distribuir la pelota estarán Ezequiel Fernández y Sebastián Prediger.