«Esta Copa se tenía que jugar en Argentina. Y Dios la trajo acá. La trajo acá para que la levantemos en el Maracaná, muchachos». La voz entrecortada de Lionel Messi, entre la emoción y la ansiedad, en la arenga previa a la final de la Copa América ante Brasil y en Río de Janeiro, invita a sumarse a ese grupo de jugadores que estaba ante una oportunidad única de cambiar su historia con la Selección y, de paso, cortar una racha que ya acumulaba 28 años de frustraciones.

Sean eternos: Campeones de América se denomina el documental que Netflix presentará este jueves, a 20 días del debut de la Selección Argentina en el Mundial Qatar 2022, y en el que se cuenta en primera persona el camino de la Scaloneta para coronarse en la Copa América 2021. La serie cuenta con tres capítulos, que se podrán ver a partir del jueves.

La palabra de Messi, desde que cuenta las frustraciones que vivió y el significado especial que tiene este título, hasta la frase de Ángel Di María, autor del gol de la final, explicando entre lágrimas que cambiaría todos sus trofeos por este icónico torneo ya garantizan que la emoción estará presente a cada instante. «Cuarenta y cinco días sin ver a nuestra familia, muchachos. Teníamos un objetivo y estamos a un pasito de conseguirlo«, le dijo el capitán argentino a sus compañeros, minutos antes de salir a jugar contra Brasil.

Pero la película ofrece además los testimonios de Xavi, Neymar y Luis Suárez, explicando la manera de liderar de Messi, a la vez que jugadores como Nicolás Otamendi, Lautaro Martínez, Rodrigo De Paul y Cristian «Cuti» Romero cuentan las intimidades de ese equipo que se reencontró con el amor del público y despertó una ilusión que parecía dormida. Tampoco falta el arquitecto de la criatura, el entrenador Lionel Scaloni, que pasó de joven inexperto al conductori ideal para un equipo que aspira a seguir marcando historia.

A menos de tres semanas del inicio del Mundial, Sean eternos aparece como el mejor apertivo posible para recordar una de las alegrías más grandes en décadas para el pueblo futbolero argentino e ilusionarse con lo que puede venir en los próximos 50 días.