La comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado dio dictamen de mayoría al proyecto de Presupuesto 2023 tal cual como aprobó la Cámara baja y lo llevará al recinto dentro de dos semanas para transformarlo en ley. Con las firmas de los senadores del interbloque del Frente de Todos (con la excepción del entrerriano Edgardo Kueider) y respaldo del aliado rionegrino Alberto Weretilneck, el oficialismo obtuvo las rúbricas necesarias para buscar la aprobación en el Senado del cálculo de ingresos y gastos del Estado Nacional para el último año del mandato del presidente Alberto Fernández. El interbloque de Juntos por el Cambio no acompañó el dictamen aunque se especula –tal como pasó en Diputados— que algunos senadores de la UCR acompañen el general el proyecto del Ejecutivo.

Entre los principales ejes del Presupuesto 2023, las proyecciones estiman un gasto global de casi 29 billones de pesos, un déficit fiscal de 1,9 por ciento, una pauta inflacionaria de 60 por ciento y prevé destinar el 70 por ciento de los recursos a rubros sociales. Con la certeza del FdT de contar con los números suficientes para convertirlo en ley, el proyecto será debatido en el recinto de la Cámara alta en dos semanas.Hay dos fechas estimativa: el 16 o el 17 de noviembre. El 17, día de la militancia, hablará Cristina Kirchner en La Plata por lo que es probable que la sesión sea el 16.

El debate en la comisión del Senado fue mucho más escueto que el que se llevó adelante durante varias y extensas jornadas en Diputados. En el segundo día dedicado al Presupuesto, el FdT decidió apurar los tiempos y darle dictamen al proyecto. El presidente de la comisión, el riojano Ricardo Guerra (FdT), sostuvo que durante el debate en la Cámara baja estuvo abierta la participación de los senadores que integran la comisión de Presupuesto; que allí el proyecto estuvo abierto a modificaciones y que el oficialismo no aceptaría otras modificaciones al texto para poder convertirlo en ley. “En la jornada de este miércoles hemos tenido la oportunidad de escuchar a funcionarios del Ministerio de Economía, que en una nutrida delegación estuvieron presentes. Han sido bastante amplio y así también las preguntas que se formularon han sido respondidas”, sostuvo Guerra.

Y ante la consulta del peronista-macrista salteño Juan Carlos Romero de si aceptarían modificaciones al proyecto, Guerra respondió: “Se trabajó de forma conjunta entre las comisiones y se ha tenido la posibilidad de asistir, en donde se han planteado todas las inquietudes, revisiones que han considerado necesario. En nuestra Cámara no vamos a tener modificaciones al proyecto y aspiramos a que sea tratado y aprobado, así como ha venido con la media sanción de Diputados”, remató el senador oficialista.

El miércoles y por espacio de casi cuatro horas, los senadores de la comisión de Presupuesto escucharon la exposición que brindaron los secretarios de Programación Económica, Gabriel Rubinstein; de Hacienda, Raúl Rigo; y de Finanzas, Eduardo Setti.

Luego, por la noche, los senadores del Frente de Todos se reunieron con el ministro de Economía, Sergio Massa. De ese encuentro también participaron los miembros del equipo económico Raúl Rigo (Secretaría de Hacienda), Flavia Royón (Energía), Juan José Bahillo (Agricultura), Guillermo Michel, Ariel Sujarchuk (Economía del Conocimiento), Ricardo Casal (Sec. Legal y Administrativo Mecon), Marco Lavagna y Raúl Pérez.

A su turno, el vicepresidente de la Comisión, el radical chaqueño Víctor Zimmermann, adhirió a las palabras de Guerra y reconoció que “ayer hemos tenido una jornada muy interesante de trabajo con los funcionarios que vinieron a darnos información, si bien fue en forma parcializada” y agregó: “después vimos a la noche una foto del ministro de Economía que a la noche recibió a los funcionarios y senadores que tienen la posibilidad de hacerlo, no estoy en contra de eso, pero me hubiese gustado que viniera el ministro y el presidente del Banco Central a nuestra casa como lo hemos requerido”.

Luego Zimmermann expuso su preocupación sobre las variables macroeconómicas del presupuesto y al tema inflacionario. “Sobre todo en palabras del viceministro Gabriel Rubinstein que dijo que es una de las mayores preocupaciones que tienen como política económica y social para el año que viene de llegar al 60 por ciento de inflación es un enorme desafío”, agregó el senador radical.

La discusión sobre subsidios

La senadora oficialista Juliana Di Tullio habló puntualmente de los subsidios al transporte porque “se habla del AMBA como si fuera un territorio nuevo en nuestra Nación”.  “No miren al conurbano, miren a la capital federal. Todos los argentinos subsidiamos 32 líneas de la Ciudad de Buenos Aires que no pasa del otro lado de la General Paz. La provincia de Buenos Aires recibe el 9 por ciento de subsidios de los nacionales para el transporte y el 91por ciento lo pone el pueblo para que el boleto salga 18 pesos, pero lo pone mi pueblo de la provincia, no todos los pueblos de las provincias del país”, manifestó Di Tullio y agregó: “Cuando hablamos de subsidios al transporte y desigualdades, díganme ¿el resto de las provincias cuánto reciben? ¿Qué porcentaje ponen? La verdad es que hay que tener memoria porque cuando fuimos a dar vuelta ese decreto que era injusto porque en la provincia de Buenos Aires viven millones de personas, sobre todo en el conurbano bonaerense, no en el AMBA. Yo soy senadora por la provincia de Buenos Aires y mi mandato es defender esos intereses, no del AMBA que no sé qué es. Yo no vivo en el AMBA, vivo en Morón donde el pueblo trabajador paga 18 pesos el boleto por la contribución de todos, no del resto de las provincias”, explayó.

En tanto el entrerriano Kueider, el único oficialista que no firmó el dictamen– se quejó de la resolución de la secretaría de Energía que subsidiará el costo de la energía a las provincias del Norte Grande durante la temporada estival y se quejó que su provincia, y otras del centro del país no estarán alcanzadas por los subsidios. Afirmó, que –además de su queja formal a la Secretaría y el Ministerio de Economía– si la medida afecta el Presupuesto 2023, no lo acompañará con su voto.