Se dió en el marco del convenio de cooperación y asistencia técnico-científica con la Estación de Piscicultura de Embalse. El objetivo principal es resembrar los espejos de agua de la provincia.

Walter Urquiza, encargado de la Estación de Piscicultura de Embalse: “En el día de hoy le entregamos a San Luis Agua ejemplares de pejerrey, que serán futuros reproductores en la estación de Piscicultura Río Grande. Por otro lado, les dimos ovas –huevos- a punto de nacer. Esto en marco de un convenio de cooperación interprovincial entre las dos estaciones”.

“Le quiero agradecer a Nazareno Perroni y San Luis Agua por la rápida respuesta ante una situación especial. Realmente en San Luis se hacen las cosas muy bien y rápido. En la planta habíamos generado una gran cantidad de juveniles y larvas de pejerrey, pudieron llegar a tiempo para poder hacer el traslado por la noche donde se dan las condiciones ideales para hacerlo”, concluyó.

La subgerente de Piscicultura de San Luis Agua, Julia Veinticinco, agregó: “Para nosotros siempre es importante sumar ejemplares a la estación, ya que acelera todo el proceso de cría y por ende, la resiembra. Cabe destacar que en Río Grande contamos con todos los estadios de Pejerrey, desde las ovas hasta los reproductores de gran tamaño.

Por otro lado, la Ingeniera en Recursos Naturales y Medio Ambiente, describió el proceso con el cual movilizaron a los ejemplares de pejerrey desde la Estación de Embalse, Córdoba, a Río Grande, San Luis: “Se utilizó un tanque de 500 l con oxígeno permanente para los juveniles, con agua salinizada para que haga efecto de tranquilizante y sin sustancias químicas. A las larvas y ovas las transportamos en bolsas de 30 x 40 cm con agua y 2/3 de oxígeno. El transporte se realizó en el horario de la tarde para evitar el aumento de temperaturas en el agua. Previamente en la estación de Río Grande, se salinizaron las piletas donde se ubicaron los futuros reproductores”.