En un acto lleno de emociones, Alberto Rodríguez Saá entregó las llaves simbólicas de sus casas y los contratos a 15 familias de Concarán, 15 de Tilisarao y 5 de San Pablo. “¿Saben una cosa?, van a ser las únicas familias en el mundo que van a ver el mundial en una casa recién entregada”, dijo el gobernador.

El primer mandatario puntano encabezó el acto en el Salón de la Puntanidad donde se entregaron 35 contratos de adjudicación a vecinos que ya tienes su techo propio. “Muy agradecido que hayan venido hasta acá”, dijo el gobernador en el inicio de su mensaje”, y agregó: “En San Luis somos muy correctos y tenemos un enorme Plan de Viviendas”.

“Muchas gracias por el cariño y la paciencia. Estoy muy feliz que tengan la vivienda propia. Que tengan las mejores fiestas en la casa nueva”, dijo el gobernador que estuvo acompañado por el secretario de viviendas, Juan Pablo Suárez; el intendente de Concarán, Facundo Domínguez; el intendente de Tilisarao, Juan Manuel Olguín; la intendenta comisionada de San Pablo, Yamila Ochoa; el ministro de Desarrollo Social, Nicolás Anzulovich; la secretaria de Comunicación Carolina Agüero García, funcionarios y familiares de los adjudicatarios. 

Melany Abregú llegó al Salón de la Puntanidad con sus dos pequeños hijos, su marido y el sueño cumplido de la casa propia. “Estoy realmente emocionada por tener mi casa, para que mis hijos tengan un lugar donde vivir”, detalló. 

Por su parte, Noelia Ahumada vino de Tilisarao para recibir el contrato de adjudicación de su hogar. “Son muchas mezclas de emociones. Estoy muy agradecida, feliz y la vamos a disfrutar. Ahora puedo decir es mi casa”. 

Durante la entrega un pequeño de la localidad de San Pablo se acercó al gobernador con una foto en su mano. El niño se llama Feliciano y se presentó con una imagen que el primer mandatario firmó con mucho cariño. “Para Feliciano que me tapó la boca”, dice ahora la foto que fue tomada en la inauguración del polideportivo de San Pablo hace algún tiempo.

Rita Ochoa, mamá de Feliciano, no pudo ocultar su felicidad al recibir el contrato de manos del gobernador y aseguró: “Es una felicidad inmensa tener casa propia”.

¿Cómo son las casas?

Con una inversión cercana a los $208 millones, las unidades habitacionales corresponden al “Programa Casa Propia – Construir Futuro” y cuentan con las siguientes características: poseen una superficie cubierta de 64,22 m2 distribuida en una planta y con 3 ambientes: cocina-comedor, 2 dormitorios, baño, lavadero exterior y espacio para guardar el auto. Cuentan también con previsión para posibilidad de futuras ampliaciones. 

Se entregaron con el siguiente equipamiento: cocina de 4 hornallas y horno (todo eléctrico), termotanque solar dual, mesada de granito con bacha, pileta de lavar, artefactos sanitarios completos (inodoro, bidet, lavabo). La obra incluyó la infraestructura de servicios básicos. 

Y cada familia recibió también una biblioteca cultural compuesta por una colección de San Luis Libro.