El río Paraná continúa aumentando su caudal y altura en varios puertos de Entre Ríos desde octubre pasado, y se ubica en aguas medias y por encima de los niveles registrados en 2020 y 2021, informó el Instituto Nacional del Agua (INA). 

El organismo, sin embargo, indicó que el curso fluvial tendrá un leve descenso las próximas semanas. 

Aunque se encuentra en un lapso de recuperación y las condiciones son mejores que en 2020 y 2021, la perspectiva climática aún no permite establecer el final de las aguas bajas, señaló el INA.

La bajante histórica, que comenzó en 2020 se profundizó en 2021, provocó notorios cambios en la vida ambiental, económica, productiva y social entrerriana.