La documentación presentada en Argentina aseguraba que el monto de la importación de 27 generadores llegaba a US$ 46 millones, sin embargo desde Alemania infirmaron que el pago equivalía US$ 32 millones.

La Dirección General de Aduanas (DGA) denunció una maniobra de sobrefacturación de importaciones para la instalación de un parque eólico en el norte de la provincia de Santa Cruz, por US$ 14 millones.

La causa penal se tramita en el Juzgado Federal de Caleta Olivia, y se originó luego de que la Aduana detectara irregularidades en la importación de 27 generadores eólicos completos, provenientes de Alemania, para el emplazamiento del parque mencionado.

La Aduana requirió información a su par de Alemania y, a partir de la documentación remitida por la oficina de delitos del servicio aduanero de ese país, se comprobó «una diferencia sustancial entre los valores declarados», señaló el organismo dirigido por Guillermo Michel en un comunicado.

«La documentación presentada en la Argentina aseguraba que el monto de la importación llegaba a los US$ 46 millones y la información aportada por Alemania demostraba que se había concretado por US$ 32 millones»Guillermo Michel

«Mientras que la documentación presentada en la Argentina aseguraba que el monto de la importación llegaba a los US$ 46 millones, la información aportada por Alemania demostraba que se había concretado por 27 millones de euros (equivalentes a US$ 32 millones), una diferencia de sobrefacturación de US$ 14 millones«, precisó.

Además, la oficina de delitos aduaneros de Alemania informó que, «llamativamente, luego de estas operaciones la empresa fue disuelta en dicho país», indicó la DGA.

La Aduana denunció a la empresa argentina por contrabando agravado y por la utilización de documentos adulterados o apócrifos en el Juzgado Federal de Caleta Olivia.

Asimismo, en su carácter de querellante, reiteró el pedido de indagatoria de los directivos de la empresa local, y pidió el embargo preventivo de los parques eólicos para asegurar el crédito fiscal.

Por último, las medidas solicitadas fueron puestas en conocimiento de la Secretaría de Energía para que, en el marco de sus competencias, accione administrativamente respecto de la empresa.

En ese marco, la DGA informó que del análisis de las importaciones de parques eólicos desde 2017 hasta el presente «surge que, de US$ 1.856 millones de importaciones de parques eólicos, US$ 1.120 fueron operaciones refacturadas desde un tercer país, el equivalente al 60%».

Las principales jurisdicciones desde donde se refacturaron las importaciones fueron Dinamarca, Hong Kong, Alemania y Uruguay (96%), aseguró el organismo.