En el marco de su exposición en la Universidad de Stanford, el presidente Javier Milei protagonizó un momento polémico al hablar de la pobreza.

“Se creen que la gente es tan idiota que no va a poder decidir… va a llegar un momento en el que la gente se va a morir de hambre y van a decidir alguna manera para no morirse”.

«No necesito que alguien intervenga para resolverme la externalidad en consumo porque a la postre alguien la va a resolver», justificando la no intervención del estado en la situación social. Luego de que el hecho se difundió por los medios apunto a estos reprochándoles intencionalidad y falta de contexto sin reparar en las formas y palabras utilizadas para referirse a una situación tan sensible en este momento de crisis.

Share.