El presidente inauguró el 141° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, con un discurso en el que recorrió los logros de su gestión, cuestionó al Poder Judicial y reclamó que sea investigado a fondo el intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner.

El presidente Alberto Fernández sostuvo este miércoles que la Corte Suprema de Justicia «le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta del país», en relación al fallo que dictó el máximo tribunal en favor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y afirmó que «la intromisión de la Justicia en la ejecución presupuestaria es definitivamente inadmisible». «El Poder judicial no cuenta con la confianza pública», agregó

«Mientras que muchas provincias necesitan realizar obras que permiten asegurar servicios tan esenciales como el agua potable para sus habitantes, la Corte Suprema de Justicia aseguró a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recursos coparticipables que no le corresponden contrariando la ley de coparticipación vigente. Le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta del país», cuestionó el mandatario en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

El presidente consideró que la situación actual del Consejo de la Magistratura, presidido por el titular del máximo tribunal, Horacio Rosatti, «es de una gravedad institucional mayúscula» porque «el Congreso debió soportar la intromisión del Poder Judicial en sus prerrogativas cuando la Corte Suprema se arrogó indebidamente la facultad de disponer cómo debe este cuerpo legislativo designar sus representantes».

Fernández advirtió que «si la reforma de la Justicia Federal hubiera prosperado -en el Congreso- y si la Corte Suprema no hubiera tomado por asalto al Consejo de la Magistratura, hoy Santa Fe no estaría padeciendo la carencia de tribunales que impiden enjuiciar con rapidez al crimen organizado que se ha expandido en su territorio«.

Asimismo, defendió el proceso de juicio político que se lleva adelante en la Cámara de Diputados contra los miembros de la Corte Suprema y dijo que «no hay ningún ataque ni embestida contra la justicia».

«Lamentablemente, el accionar de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, nos llevó a presentar un pedido de juicio político ante la Cámara de Diputados que decidirá si los acusa ante el Senado. Cualquier argumento que sostenga que el reclamo es violatorio de la República o del Estado de derecho, es falso», dijo.

También lamentó que el Poder Judicial “no cuente» en la actualidad «con la confianza pública”, al considerar que “no funciona eficazmente y no se muestra con la independencia requerida frente a los poderes fácticos y políticos”.

“Los ejemplos abundan. Conocemos como se dictaron medidas cautelares que impidieron regular el precio de servicios básicos de telecomunicaciones sin que hasta el día de hoy se haya resuelto la cuestión de fondo”, remarcó Fernández.

El Jefe de Estado aseguró que la sociedad vio “como a través de medidas cautelares se habilitaron importaciones que no significaban ninguna prioridad para el país”. “Se impuso así una práctica que permitió, una y otra vez, burlar la ley mediante medidas cautelares. Frente a este estado de situación es necesario tomar cartas en el asunto y trabajar para encontrar su solución”, subrayó.

En materia económica, Fernández afirmó que “la Argentina es uno de los países que más que creció en los últimos años”, y aseguró que “no hay solución” sin crecimiento ni políticas activas de distribución, al pronunciar un discurso ante la Asamblea Legislativa, reunida para la apertura del período 141° de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.

“En 2023 volveremos a crecer y completaremos tres años seguidos de crecimiento ininterrumpido desde 2008. Crecimos en la actividad industrial con una suba durante 15 meses”, destacó el mandatario.

Fernández destacó que en 21 provincias del país «se registra pleno empleo» y remarcó que «el empleo formal creció desde diciembre de 2019 el 4,1 por ciento».

«Durante 2022 se verificaron más de 13 millones de empleos registrados: el nivel más alto de la serie iniciada en 2012 con las tasas de actividad y empleo femenino más altas y las tasas más bajas de desempleo desde 2004», destacó.

El presidente sostuvo hoy el Gobierno nacional ha «iniciado un proceso de transformación de planes sociales a empleo formal» y además afirmó que desde el Frente de Todos (FdT) «se cree que la mejor política social es crear trabajo», al mismo tiempo enfatizó que «no se va a dejar solo a ningún compatriota que esté pasando un momento difícil».

Fernández aseguró que «conjuntamente los Ministerios de Trabajo, de Desarrollo Social y de Economía pusieron en marcha el programa ‘Puente al Empleo’ que ya logró que 58.000 titulares – de planes- ingresen al trabajo registrado de calidad»; y cerró: «Estamos convencidos de que Evita tuvo razón al decir que ‘donde hay una necesidad hay un derecho'».

«NO SON MENTIRAS; NO SON MENTIRAS», LE RESPONDE EL PRESIDENTE A LA OPOSICIÓN

El presidente Alberto Fernández remarcó que «los recursos coparticipables se distribuyen de acuerdo con las formas establecidas por una ley convenio que han firmado cada una de las provincias argentinas y el Estado Nacional y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no forma parte de ese convenio».

En medio de fuertes cruces con dirigente opositores, que comenzaron a gritar en el recinto y manifestar gestos de desaprobación al discurso presidencial, el mandatario les dijo: «No son mentira, no son mentira».

En ese marco, ratificó que el distrito porteño «no tiene derechos sobre esos recursos» sino que «debe recibirlos del Estado Nacional cuando este le transfiere un servicio que hasta ese momento prestaba», y sostuvo que «esa decisión es parte de la gestión administradora del Poder Ejecutivo Nacional y no puede ser sustituida por otro poder de la República».

En otro orden, advirtió sobre un «nuevo embate privatizador» de la oposición sobre las empresas públicas, precedido de una «campaña de desprestigio», y pidió que «no vengan a hacer negocios con nuestro patrimonio los que invocan números con los que disfrazan su falta de interés por las condiciones de vida de tantos argentinos a los que estas empresas ayudan y mucho».

«Otra vez aparecen los negocios particulares sobre el patrimonio de todos los argentinos y para eso se monta una campaña en contra de nuestras empresas», que son «patrimonio de todos los argentinos», expresó el mandatario ante la Asamblea Legislativa.

El jefe de Estado también señaló que la inflación «constituye un problema estructural y estamos abocados a reducirla sin generar incrementos en los niveles de pobreza o frenos en el crecimiento».

«Quienes minimizaron el problema acabaron por profundizarlo», dijo el mandatario ante la Asamblea Legislativa y añadió que «no necesitamos al FMI para saber que debemos lograr el equilibrio fiscal», que debe ser el «horizonte».

Fernández sostuvo que el Gobierno tiene la «obligación» de «construir una mayoría que impida convertir este horizonte de progreso» en «aquella Argentina de endeudamiento, cierre de empresas y fugas de capitales, en la que millones de compatriotas parecen sobrar».

«Somos más los que no toleramos los niveles de pobreza y la regresión en la distribución del ingreso, los que no queremos un país injusto y consideramos que desde el Estado hay mucho por hacer porque no hay otro modo para luchar contra las inequidades del mercado», expresó el mandatario en su mensaje ante la Asamblea Legislativa.

Al respecto, destacó el «compromiso» de Sergio Massa al frente del ministerio de Economía y dijo que «a pesar de los cataclismos tantas veces anunciados, continuamos ordenando nuestra economía».

«Lo estamos haciendo con el esfuerzo de todos y todas en el Gobierno, pero quiero señalar y agradecer aquí el compromiso de Sergio Massa, quien dejó la Presidencia de esta Cámara para venir a sumarse a la compleja tarea de conducir el Ministro de Economía», afirmó el presidente.

Asimismo, el jefe de Estado pidió a la Justicia que «profundice la investigación» del intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, «juzgue y condene a los que fueron a los autores materiales e intelectuales de ese intento de homicidio».

Durante su discurso en la apertura de sesiones, el presidente manifestó que «hace seis meses estuvimos frente de uno de los episodios más desgraciados de estos 40 años de democracia como fue el intento de asesinato de la vicepresidenta» y, en ese contexto, reclamó al Poder Judicial que «actúe con la misma premura con la archiva las causas en que aparecen jueces, fiscales y empresarios».

En otro momento del discurso, destacó que el Estado seguirá «avanzando con el Plan Estratégico de los Juicios de Lesa Humanidad» que incluye el impulso a los juicios que involucren «responsabilidad empresarial en la violación de los derechos humanos y en el secuestro y desaparición forzada de trabajadores».

El mandatario resaltó que los argentinos «tenemos la mirada del Nunca Más, que hoy gracias al arte de nuestro cine llega a las pantallas de todo el mundo», en relación a la película «Argentina, 1985», tras lo cual afirmó que seguirá promoviendo la candidatura del Museo Sitio ESMA como Patrimonio de la Humanidad Unesco.

Asimismo, Fernández afirmó que “la jerarquización de las Fuerzas Armadas es un imperativo impostergable”. “Tras cuarenta años de vigencia democrática, la jerarquización de nuestras Fuerzas Armadas se convierte en un imperativo impostergable. Capacitarlas, recomponer sus ingresos y fortalecer su equipamiento deben ser nuestros objetivos de trabajo. La defensa de nuestro territorio y la preservación de nuestra soberanía son tareas prioritarias para nuestros hombres y mujeres”, remarcó el jefe.

En otro orden, sostuvo que a lo largo de estos tres años de mandato escuchó «cómo una y otra vez» criticaban su «moderación«, pero advirtió que con esa «moderación» fue «capaz de enfrentar a acreedores privados y ponerle freno a los condicionamientos del FMI».

«Con mi moderación puse el techo a la pandemia y se terminaron de levantar hospitales que, a mi llegada, alguna gobernadora no consideraba necesarios», planteó el mandatario en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Fernández también afirmó que “la Argentina ha sostenido su institucionalidad y es un logro del que debemos estar orgullosos”, y pidió un reconocimiento para las “Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y los veteranos de la Guerra de Malvinas”.

“Pido a este Congreso un reconocimiento para ese logro que es orgullo de todo el pueblo argentino”, señaló el jefe de Estado.

Fernández también dijo que hay «un sistema de concentración medios que expresan intereses opositores al Gobierno que ocultan o tergiversan información a sus lectores».

El presidente destacó que llevó su pedido por la «paz» en el mundo a todos los ámbitos internacionales en los que participó, en un «marco» en que el país transita el año en que se cumplen los 40 años de la democracia recuperada.

«Los 40 años de vigencia de la democracia constituyen el período más extenso de nuestra historia«, resaltó el mandatario.

También señaló que la guerra en Ucrania «asomó inexplicablemente hacia una invasión militar y fue escalando de tal modo que al día de hoy desconocemos el desenlace del conflicto»

En otro orden,  destacó el «lugar de privilegio» que tienen en su Gobierno la ciencia y tecnología y ponderó a la educación como «cimiento» de todo proyecto de país, por lo que anunció la presentación de la ley de Expansión de la Inversión Educativa que busca «garantizar la expansión de la inversión educativa en un plazo de 10 años, pasando del 6% al 8% del PBI para 2032».

En ese marco, el mandatario también consignó que «fueron transferidos 8.200 millones de pesos y cerca de 5.000 millones de pesos adicionales para equipamiento mobiliario» de las universidades, que, dijo, «deben ser un ámbito de aprendizaje para todos y todas» y cuyo acceso debe ser «cada día más fácil».

El presidente Alberto Fernández arribó a las 11.30 al Congreso de la Nación, donde abre el 141° período de sesiones ordinarias durante la tradicional Asamblea Legislativa.

Fernández fue recibido en la explanada del Palacio Legislativo, sobre la avenida Entre Ríos, por los directores de ceremonial del Senado y de Diputados, Nelson Periotti y Aníbal González; y, a continuación, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo acompañó al salón Azul del Senado para la firma del libro de actas, junto a la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau y la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala.

En la que es su cuarta apertura de una Asamblea Legislativa anual, el jefe del Estado inaugura el nuevo año parlamentario en una ceremonia que comenzó pasadas las 11.30 en el recinto de la Cámara de Diputados.

A diferencia de los tres años anteriores, Fernández de Kirchner estuvo acompañada por la nueva presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau, quien reemplazó el año pasado al actual ministro de Economía, Sergio Massa, en la conducción de ese cuerpo.

Share.