La funcionaria agregó que el bono a trabajadores privados en relación de dependencia y a los estatales «no está en estudio», más allá de que «todas las medidas son evaluadas».

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, sostuvo que «no hay techo para las paritarias» y señaló que la tarea del Gobierno «es acercar a las partes» en cada una de las negociaciones salariales.

Cerruti dijo en la habitual conferencia de prensa de los jueves en Casa Rosada que «los gremios piden el mayor aumento posible para que no se atrase ante la inflación», y señaló que «cada paritaria es difícil», para poner como ejemplos las de «Sanidad y Camioneros», aunque aseguró que «van a llegar a una buena resolución».

Sobre los dichos de la flamante ministra de Trabajo, Raquel ‘Kelly’ Olmos, en cuanto a que el aumento de 131% que pide Camioneros «afecta la dinámica inflacionaria», la portavoz refirió a la idea de «que no sea más inflacionaria que lo que es», y que los bloqueos que citó la flamante titular de la cartera laboral en relación a que «son una instancia violenta», Cerruti contestó que «no son las mejores medidas para llevar adelante la lucha sindical».

Sobre los acuerdos de precios, Cerruti expresó que el ministro de Economía, Sergio Massa; y el secretario de Comercio, Matías Tombolini; «están trabajando para la mejor solución, con negociaciones de precios previsibles dentro de una franja»

Por otra parte, la funcionaria puntualizó que el bono a trabajadores privados en relación de dependencia y a los estatales «no está en estudio», más allá de que «todas las medidas son evaluadas».

Sobre los acuerdos de precios, Cerruti expresó que el ministro de Economía, Sergio Massa; y el secretario de Comercio, Matías Tombolini; «están trabajando para la mejor solución, con negociaciones de precios previsibles dentro de una franja».

En ese sentido, remarcó que «la macroeconomía está estabilizada, el dólar también, hay crecimiento y empleo», y por ello «no hay una condición macro para que los precios se indexen así».

Sobre los acuerdos de precios, Cerruti expresó que el ministro de Economía, Sergio Massa; y el secretario de Comercio, Matías Tombolini; «están trabajando para la mejor solución, con negociaciones de precios previsibles dentro de una franja»

En tanto, la portavoz calificó de «importante el despacho de comisión» del Presupuesto, que será tratado la semana próxima en el recinto de la Cámara de Diputados, y destacó que «se hicieron muchas modificaciones para alcanzar un entendimiento», además de ejemplificar la idea de que «los jueces no estén eximidos al impuesto a las ganancias».

Tras aclarar que los cambios de Gabinete «los decide el Presidente» y que «hoy por hoy no está eso en la discusión», Cerruti habló sobre el bono de 45 mil pesos para los sectores vulnerables. «Ese universo se va a alcanzar por inscripción y por cruce».

La funcionaria resaltó que el Gobierno del presidente Alberto Fernández «asumió en las peores condiciones dejadas por el macrismo, con un 50 por ciento de inflación y un 20% de caída del salario real», además de tener luego «dos años de pandemia y una guerra».

«Si uno mira el número de la pobreza, que nos consterna, vemos que en los últimos seis meses hubo un millón de personas  salieron de ella»Gabriel Cerrutti

«Si uno mira el número de la pobreza, que nos consterna, vemos que en los últimos seis meses hubo un millón de personas  salieron de ella» observó la vocera. Y agregó: «1,3 millones de personas consiguieron trabajo, de los cuales 97.000 empleos fueron en el sector industrial y 400.000 en el privado», que «500 mil jóvenes recibieron su netbook y cuatro millones de personas perciben la AUH (Asignación Universal por Hijo) o la Tarjeta Alimentar, o ambas», o que «60 mil familias ya tienen vivienda» construidas por el Gobierno nacional.

En cuanto a las acusaciones que un participante del reality Gran Hermano hizo este miércoles contra el jefe de Estado, al vincularlo con un hecho de corrupción, Cerruti dio por «terminado el tema» y respondió que «twitteé anoche y escribí hoy, porque consideramos que era lo que había que hacer».

Luego, ya terminada la conferencia, y en otra declaración a los mismos periodistas, Cerruti apuntó que «la verdadera casa de Gran Hermano fue este país durante el macrismo, porque te filmaban todo y te perseguían».