El mandatario argentino trazó un paralelismo entre el liderazgo de Luis Inacio Lula Da Silva con el que tuvo Juan Domingo Perón. “Lula es un líder como yo no he conocido antes”, expresó. También habló sobre su posible candidatura y dijo que «la discusión en la Argentina no es reelección o no reelección».

El presidente Alberto Fernández trazó un paralelismo entre el liderazgo de Luis Inacio Lula Da Silva con el que tuvo el general Juan Domingo Perón y consideró que el retorno  del líder del Partido de los Trabajadores (PT) a la Presidencia de Brasil “puede ayudar a volver a unir el continente”. “Es el que manda, el jefe, el que lidera. Y no lo hace sentir porque siempre se pone como un militante más”, definió.

Antes de partir a San Pablo para reunirse con el por tercera vez mandatario electo, el jefe de Estado argentino puntualizó que dirigente brasileño llegará al Palacio de Planalto “en un tiempo en que en la región hay muchos cambios”, con presidencias progresistas y de centroizquierda como las de Argentina, Chile, Perú y Colombia.

En este contexto, Da Silva “puede ayudar mucho en el trabajo que empezamos con (el mexicano) Manuel López Obrador, de volver a unir al continente en un momento de la globalización en que las regiones adquieren otros significados”, interpretó y puso un ejemplo para ponderar la importancia del triunfo de ayer: “En la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) faltaba la presencia de Brasil” para terminar de fortalecer a ese organismo.

“Lula es un líder como yo no he conocido antes”

Por otra parte, Alberto Fernández reconoció que, desde su punto de vista, “Lula es un líder como yo no he conocido antes” y reveló que, durante una cena que anoche mantuvieron con el ministro de Economía, Sergio Massa, comparó a Lula con Perón.

“Le dije a Sergio que Lula debe haber sido parecido a Perón, porque son de esos liderazgos que uno no tiene que declamar ni proclamar, sino que se da cuenta de que está ahí, que él es el que manda, el jefe, el que lidera. Y nunca eso él lo hace sentir, se pone siempre como un militante más”, definió durante una entrevista por Radio Perfil.

También recordó cuando, como miembro del Comité pro Libertad a Lula, fue a visitar al líder del PT en la cárcel donde estaba detenido tras el proceso irregular que lo condenó sin pruebas. “Hasta fui a ver al papa Francisco para que me ayude a pesar de que muchos me dijeron que no era conveniente hacerlo. Yo digo que las convicciones no se especulan”, afirmó.

«La discusión no es reelección o no reelección»

Por otra parte, el presidente argentino desestimó que la posibilidad de su reelección al cargo sea pertinente para debatir en la coyuntura actual, donde los problemas económicos ponen en foco otras problemáticas más acuciantes “como la inflación que debemos resolver”, reconoció.

“La discusión en la Argentina no es reelección o no reelección. Eso es lo que menos tiene que preocupar. Los argentinos tienen que preocuparse y preguntarse cómo tienen que construir el país del futuro”, dijo y trazó una serie de comparaciones con lo que fue el gobierno de Mauricio Macri, de Juntos por el Cambio.

“Los argentinos tienen preguntarse si quiere un país donde los empresarios tienen que ser intimados a aportar el 1 por ciento de su patrimonio para que alguien pueda ser gobierno o si tiene que soportar pagar coimas para acceder a obras públicas. O ser perseguidos por servicios de inteligencia con cosas que les inventaban o soportar que la AFIP se meta en sus negocios”, indicó.

También señaló que lo que habrá que elegir el próximo año es “si el déficit se tiene que resolver tomando deuda o que Aerolíneas Argentina deje de existir rompiendo la conectividad del país”.

“Esas son las cosas que propone Macri” y, en este sentido, “lo que tiene que resolver la Argentina es si quiere ese país o uno con autonomía, que crezca, que genere empleo y que también termine con la inflación, que existe y debemos resolver. Ese es el verdadero debate”, no la reelección o no, puntualizó Alberto Fernández.