Así quedó expresado este martes durante una audiencia de trabajo bilateral entre el canciller Santiago Cafiero y su par de la UE, Josep Borrell, en el Palacio San Martín, donde luego ambos ofrecieron una declaración conjunta ante la prensa.

La Argentina y la Unión Europea (UE) ratificaron la convicción común de «fortalecer las relaciones bilaterales y regionales», como objetivo «estratégico» para el intercambio científico y tecnológico, la defensa del medio ambiente y para afrontar las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Así quedó expresado durante una audiencia de trabajo bilateral que mantuvieron esta tarde en el Palacio San Martín el canciller Santiago Cafiero y el Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell Fontelles, quien inauguró así sus actividades en Buenos Aires, que incluyen un encuentro esta tarde con el presidente, Alberto Fernández.

Cafiero recibió a su par europeo en lo que fue la antesala de la Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estado Latinoamericanos y Caribeños (Celac) con sus pares de la Unión Europea (UE) que se desarrollará el jueves próximo en el Centro Cultural Kirchner (CCK), convocado por la Argentina con el objetivo de reforzar el diálogo birregional.

La charla de esta tarde, en el Salón Verde de la sede diplomática, permitió un fructífero intercambio sobre algunos de los principales temas de la agenda bilateral y el compromiso de profundizar los «excelentes vínculos y la cooperación existente», al tiempo que ofreció la oportunidad de dialogar sobre temas multilaterales de interés mutuo, los desafíos de la actualidad global y la «integración» de la Argentina a la «autonomía energética europea», indicaron fuentes que participaron de la reunión.

El canciller europeo manifestó sus expectativas en cuanto a que ambas regiones puedan a fin de año «poner sobre la mesa planteamientos que respondan a un esfuerzo conjunto para afrontar los problemas ambientales»

En el encuentro, que duró casi una hora y del que participaron otros funcionarios de la Cancillería y de la delegación de la UE, Cafiero y Borrell remarcaron el «rol estratégico» que hoy representa la producción de alimentos y de energía, como así también el interés mutuo en la producción del hidrógeno, como otro vector energético y al litio como insumo para la electromovilidad.

Sobre este último punto, ambos diplomáticos subrayaron el rol que la Argentina puede desempeñar como proveedor de energías limpias, alimentos y minerales estratégicos y el desarrollo de cadenas de valor asociadas a estos sectores.

Cafiero y Borrell repasaron la amplia agenda de cooperación bilateral en diversos campos que incluyen, entre muchos otros, acciones conjuntas contra el cambio climático, género, derechos humanos, educación, cultura, digitalización y biotecnología.

La reunión sirvió además para analizar los principales aspectos del recientemente anunciado Plan «REPowerEU» y destacaron el Memorándum de entendimiento entre ambas partes para lograr una alianza energética bajo los lineamientos de la energía verde y el cambio climático.

Tras el encuentro a puertas cerradas, Cafiero y Borrell ofrecieron una declaración conjunta ante la prensa desde el Patio de Honor del Palacio San Martín.

Ante la atenta mirada de Borrel, Cafiero resaltó la trascendencia de que el mecanismo birregional Celac-UE vuelva a activarse, tras un impasse de cinco años, con el encuentro de Cancilleres de los dos bloques que iniciara el jueves en el CCK.

«El mecanismo Celac-UE es muy necesario en tiempos de incertidumbre, y el relacionamiento entre ambos bloques se presenta como estratégico; y lo mismo para todos los temas bilaterales que desarrollamos hoy: cambio climático, posiciones vinculadas a la transferencia de tecnología y la transición energética», dijo el canciller Cafiero.

Las reuniones de este martes constituyen la antesala del encuentro que los cancilleres de la Celac mantendrán el jueves próximo en el CCK con sus pares de la UE -encabezados por Borrell- con el objetivo de reforzar el diálogo birregional

En ese sentido, el titular del Palacio San Martín marcó como meta a futuro lograr que América latina y el Caribe y Europa desarrollen «cadenas de suministros seguras y justas».

«Ese el desafío que tenemos por delante, jugar un rol vinculado a la producción, al empleo, y fundamentalmente planteando este vínculo estrecho de tantos años entre la Argentina y la Unión Europea», agregó Cafiero, para luego resaltar la relevancia comercial que la UE representa para la economía del país, al indicar que en los primeros nueve meses de 2022 «el 12%» de las exportaciones de origen nacional van al mercado europeo, por lo que -dijo «tenemos mucho más futuro juntos».

«Tenemos que fortalecer nuestras relaciones bilaterales, por supuesto, pero también las regionales», coincidió a su turno Borrell, quien introdujo así la cuestión del demorado acuerdo birregional entre el Mercosur y la UE, firmado en julio de 2019, pero que no entró en vigencia por la falta de aprobación parlamentaria, tanto de países del Conosur, como de Europa.

Al respecto, el alto representante abogó por alcanzar un «acuerdo de importancia estratégica» entre la UE y el Mercosur y postuló, con ese objetivo, «seguir trabajando, identificar los problemas que subsisten y buscarles una solución».

La UE, como bloque, es el tercer socio comercial de la Argentina y el principal inversor externo

Además, el canciller europeo manifestó sus expectativas en cuanto a que ambas regiones puedan a fin de año «poner sobre la mesa planteamientos que respondan a un esfuerzo conjunto para afrontar los problemas ambientales».

En cuanto a la situación en Ucrania, Borrell remarcó que «la guerra está mandando ondas de choque al resto del mundo, en términos de precios altos de la energía y de los alimentos».

«El mundo ha sufrido las consecuencias de esta guerra», afirmó y agradeció a la Argentina por su posición ante los foros internacionales «condenando la agresión y trabajando por la paz».

Borrell exhortó a «apoyar a Ucrania a hacer frente a la agresión que está sufriendo» y aseguró que eso será debatido en el encuentro de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).

La audiencia de trabajo bilateral entre Cafiero y Borrell, que sirvió para avanzar en los puntos centrales de la agenda común entre la Argentina y la UE, se desarrolló -desde las 15.10 y durante casi una hora- en el Salón Verde de la Cancillería argentina.

Al arribar al Palacio San Martín, Borrel fue recibido por Cafiero, quien le agradeció su presencia en la Argentina y destacó la «importancia» de la cumbre entre la Celac y la UE.

«Es muy importante haber organizado este encuentro y que dos bloques, como la UE y la Celac, puedan reunirse en este momento de incertidumbre» global, causado por la guerra en Ucrania, expresó Cafiero.

En tanto, esta tarde, a las 19, Borrell será recibido por el presidente Alberto Fernández, según consignó la agenda oficial.

La UE, como bloque, es el tercer socio comercial de la Argentina y el principal inversor externo.

Durante el 2021 el superávit comercial para la Argentina fue de USD 549,6 millones, con exportaciones que alcanzaron los USD 9.890,5 millones (un incremento de 48,1% respecto de 2020) e importaciones por USD 9.310,9 millones (41,3% más con respecto de 2020).